Wonder Woman: Un respiro para Warner Bros.

Por Camilo Lehnebach Bravo (@lajenbajen)

Para nadie es un misterio que los últimos años no han sido los más fáciles para la versión cinematográfica del universo de DC Comics, el constante estancamiento con Batman y Superman permitieron que la competencia conquistara el mundo en su cara. En este sentido, Man of Steel venía a ser un segundo intento por recontar la historia del primer superhéroe, y a pesar de aquello, la recepción fue bastante dividida; sin embargo, la necesidad de un universo hizo que en DC decidieran seguir adelante.

Así fue entonces que vino la esperadísima Batman v Superman, seguida por Suicide Squad. Ambas con muchas expectativas a sus espaldas, ambas fueron sabores de boca amargos, y tuvieron la habilidad de dejar al fan de DC Comics con las expectativas por los suelos y la resignación en lo más alto.

Con todos estos antecedentes, Wonder Woman venía no sólo a ser la primera película con una superheroína como protagonista exclusiva, sino que debía ser el caballito de batalla que mantuviera la fe para Justice League. Y en ese sentido, me parece que Diana se pone al frente, y recibe las balas por el DCEU (más que una metáfora, es una secuencia que verán mucho en la película).

Creo entonces que Wonder Woman cumple una tarea. Pone los paños fríos y refresca, pero más importante: sabe qué propone y cómo proponerlo. Por lo tanto, la película es sincera consigomisma en el sentido de hacer, lo poco que quiere hacer, bien. Y eso, considerando las dos películas que vimos el año pasado, es un gran avance.

¿En lo específico? A continuación, y sin spoilers.

Una película de orígenes

Una cosa que tienen que tener clara desde el principio es que estamos ante una película de orígenes, con todas sus letras. Con las cosas cliché, con el humor del desadaptado o con irnos relatando historias que nos cuentan el universo del personaje; todos elementos característicos en la primera entrega de un superhéroe. Sin embargo, a pesar de lo poco motivante que pueda sonar, la película es sincera con lo que es, y eso se agradece.

La premisa de la historia es muy simple, y los hechos que van ocurriendo también. Me recuerda a GotG Vol.2, en el sentido de que toda la historia pasa en muy poco tiempo y, por sobre todo, que las situaciones son desencadenadas de manera lógica y simple. Sin embargo, el detalle está en que esta simpleza está muy bien adornada con distintos detalles muy bien logrados gracias a la reflexión en el trabajo.

¿A qué me refiero con esto último?

Una historia con contenido

Incluso para un Marvel fan como yo es innegable el constante sentido existencialista que hay detrás de las historias de DC Comics, cosa que hace que sean la preferencia de los más adultos y que lamentablemente no ha podido verse reflejada en la gran pantalla.

Estamos ante una película que es tan de orígenes, que avanza cronológicamente hacia adelante en casi todo momento; por lo tanto, rápidamente te das cuenta de lo que te van a mostrar. Sin embargo, esta estructura está nutrida con detalles propios del mundo de Diana, lo que te va haciendo generar cierto interés a pesar de las limitaciones. La mitología de las Amazonas, la ambientación y vestimenta muy greco-romana. Y por supuesto, la más importante, la filosofía detrás del mundo de Wonder Woman. Los dioses, los seres humanos como especie y la lógica detrás del ejercicio del poder por sobre las mujeres, son elementos que le dan forma a una historia que se va con banderas propias.

La película viaja a una de las épocas más machistas en la historia para dejar caer a Diana, quien cuestiona muchas de las prácticas despectivas hacia la mujer con las que se cruza.

Una película chica, pero redonda

Como bien decía la semana pasada Francisco Ortega, uno de los grandes problemas que tiene Batman v Superman es que goza de grandes momentos, pero que no logran ser suficiente para construir un relato. Esto, en parte, me parece que se produce por otro problema, el intentar contar muchas historias al mismo tiempo. El guiño, el sentamiento de bases, y los cameos innecesarios (pero que igual se agradecen) fueron consumiendo minutos de un film que, a propósito de existencialismo en la historia, podría haber ofrecido mucho más.

Lo que pasa con Wonder Woman es todo lo contrario. La película toma colores propios (de verdad, por fin tenemos un poco de sol en el DCEU), te propone un mundo dividido entre la tropical Temiscira y la Inglaterra de la Primera Guerra Mundial. Así, olvidándose de cualquier cosa que no esté entre esos dos elementos, se construye un relato en que todo, a pesar de su simpleza, calza a la perfección. Wonder Woman es todo lo contrario a lo que fueron las películas del año pasado. Y cuando se dice -correctamente creo yo- que es lo mejor de la editorial desde The Dark Knight, no es porque esta película te cambie la vida, sino que lo es porque el Estudio se acordó que estaba ante un personaje que conocía hace años, del que no había que cambiar nada y se preocupó de hacer una buena película, después de mucho tiempo.

El film nos presenta a una Diana muy joven y novata, que está recién descubriendo el mundo civilizado en la Tierra. Y ese es el mejor reflejo de lo que es la entrega; una película soñadora, trabajadora, que busca hacer lo mismo que el resto pero a su manera. Una entrega que se atreve a arriesgar con su mitología propia, y gana en su intento.

Wonder Woman es una película que se asegura con lo que tiene y luego intenta seguir probando, y en esos intentos muestra sus fallas. Para mi, la principal, está en el uso de efectos especiales. En general se ven bien, y cuajan a la perfección; pero en algunas secuencias, principalmente de pelea, el intento por exacerbar la superioridad física de Diana hacía que veamos escenas en que se notaba demasiado lo digital. Pero insisto, errores de novato, nada crucificable como sí hubo en las películas anteriores del Universo.

Finalmente, decirles que Wonder Woman es una película que definitivamente es recomendable ir a ver. Mientras que para el fanático más general significará un aire completamente fresco con una mujer protagonista en el casi desconocido mundo de DC, para los fanáticos de la editorial significará recordar que no solo de Batman vive el hombre.

About Camilo 222 Articles
Futbolero. Geek. Reflexivo Compulsivo. Creyente de que el Rock nos hará libres.

2 Comentarios

  1. Otro punto alto es su banda sonora, creo que después de varios intentos por fin un superhéroe en este siglo tiene un Main Theme a la altura de Superman de John Williams, Batman de Danny Elfman e incluso la saga TDK con Zimmer (y Cía). WW tiene un banda sonora fabulosa y con acordes que te trasladan a la aventura épica de su argumento, después de tantos intentos que Zimmer (y Cía) logró llegar a un punto alto que puede ser hasta tarareable.

Deja tu opinión

Tu dirección de email no será revelada.


*