¡Vimos el primer capítulo de “LEGION”, la serie de FX y Marvel!

Por Camilo Lehnebach Bravo (@lajenbajen)

No les voy a mentir ni subirme al carro de la victoria ahora que LEGION se estrenó y fue celebrada por mucha gente. No les diré que siempre le tuve fe porque “no-sé-quién” estaba participando o porque la premisa que tenía era buena. Recuerdo que las primeras informaciones hablaban de una serie de TV basada en el hijo de Charles Xavier -llamado David Haller-, que no compartiría universo con las películas de X-Men y que por lo mismo la historia se centraría en el aspecto psiquiátrico del personaje. Eso no me generaba mucha expectativa, porque claro, podría ser una serie interesante, pero no desde el gusto superheroico. Sin embargo, había un detalle que hacía que, en mayor o menor medida, tuviera mi atención: Marvel Television (responsable de Daredevil Jessica Jones) estaría involucrado.

Pasaron los meses, comenzaron a aparecer avances y la cosa era media extraña. La mayoría de las imágenes nos mostraban al protagonista, interpretado por Dan Stevens, en un hospital psiquiátrico hablando con distintas personas. Hoy, luego de haber visto el primer episodio, me atrevería a afirmar que todas esas imágenes correspondían al piloto. Y también entiendo lo difícil que debe haber sido hacer un trailer de la serie. Así que si no te gustaron los trailers, no te preocupes, porque no representan para nada lo que es la producción de FX.

El punto de inflexión estuvo cuando se publicó uno de los posters promocionales. En él, veíamos a David tapándose la cara y una nube que combinaba colores morados y azules en su cabeza. La imagen, además de parecerse mucho a una portada de los cómics del personaje, transmitía muy claramente el concepto de la serie y adelantaba la importancia que tendría el color en la producción. De ahí en más captó mi atención (y creo que la de muchos).

Dicho lo anterior, la noche del jueves 09 de febrero LEGION  por fin se estrenó en Latinoamérica en el canal FX, así que a lo que vinimos: ¿cómo fue el primer capítulo?

 

Lo que leerás a continuación no tiene spoilers argumentales del primer capítulo, pero sí profundiza aspectos relacionados a lo técnico.

Los beneficios del estreno mundial

Este aspecto va primero porque, independiente de cómo hubiese sido la serie, me parece que es algo muy bueno. Vivimos en una época en que se consumen series globalmente, por lo que muchos recurren a verlas en sus computadores. Esto siempre significa uno que otro problema: que aún no la suben, que los subtítulos, que no carga, que la calidad de la imagen, etc. Por esto, que la serie se estrenara en Latinoamérica sólo 24 horas después de Estados Unidos, es una decisión que se agradece. Adiós a las esperas de meses para que se transmita en tu país. Ojalá que siga así.

Una producción en conjunto con Marvel

A pesar de que el Universo Cinematográfico de Marvel está constituido por historias de superhéroes, la tónica ha sido mostrar a personas lo más humanas posibles. Si lo piensan, a excepción de Thor, las primeras personas con superpoderes en aparecer fueron los mellizos Maximoff en Avengers: Age of Ultron (2015). Mientras que en Netflix la tónica es la misma: recién este año veremos verdaderos superpoderes, con Iron Fist.

Y por otra parte, el mundo X-Men de Fox siempre ha explotado el lado humano de los mutantes, pero sin dejar de darle importancia a las habilidades especiales de cada personaje, dando un espacio importante a la acción y las secuencias fantásticas que tanto le gustan a Hollywood.

De esta forma, la unión de ambas perspectivas nos da un producto que se mueve entre lo “real” y lo “fantástico”. Sabemos que hay poderes -porque conocemos de dónde viene la serie- pero no son un recurso que se explote (al menos en este primer capítulo).

¿De qué se trata?

 

Luego de ahondar en los detalles externos, vamos con lo importante, el capítulo. LEGION cuenta la historia de David Haller, un adulto-joven que fue diagnosticado con esquizofrenia a temprana edad. Sin embargo, tratamientos y medicamentos no han tenido efecto debido a que lo que tiene no es una enfermedad, sino que una mutación, cosa que él aún no ha descubierto. En los cómics, Heller es hijo del Profesor Charles Xavier (como bien comentaba Lama hace una semana), lo que hace que herede sus poderes telepáticos. El nombre “Legion” es por las distintas voces que escucha en su cabeza.

Así, el piloto nos introduce rápidamente en la vida de David hasta llevarnos al último centro psiquiátrico en el que se encuentra. Aquí, luego de un confuso –muy confuso– incidente, nuestro protagonista es interrogado sobre lo acontecido. Es en este proceso que vamos descubriendo que David es un mutante y que, de hecho, hay más mutantes por allá afuera.

Es importante agregar que, desde hace un buen tiempo ya, se confirmó que la serie no compartirá universo con las películas de X-Men. De momento, no ha habido guiño alguno a los personajes más populares, y realmente no sé serían necesarios.

Todos en la cabeza de David Haller

Algunas horas antes del estreno, veía unas declaraciones de Jeph Loeb, cabeza de Marvel TV,  diciendo:

Lo que tratamos de hacer en Marvel Television es tener shows que se sientan muy diferentes y que no parezcan lo mismo una y otra vez. Shield [Agents] es diferente a Jessica Jones, que es diferente a Daredevil, que es diferente a LEGION. Así puedes pensar en todos estos shows como un miércoles en la tienda de cómics.

Y vaya que es diferente, muy diferente. No soy experto en el tema, pero el primer capítulo de LEGION me pareció, en términos audiovisuales, una maravilla. El episodio comienza con una secuencia que es tan divertida como inteligente, acompañada de buena música y escenas cuya extensión es la precisa, haciendo que los segundos iniciales capten toda tu atención.

Y lo inicial se mantiene a lo largo del capítulo. La narración busca que nos adentremos en la mente de David. Todo está fríamente calculado para que sepamos lo que significa ser un mutante esquizofrénico con poderes psíquicos. La fotografía, los colores, la música, los cambios de escena y la edición son componentes de un vaivén constante entre ilusiones, realidad, recuerdos y presente. Esto dificulta agarrar el ritmo en un principio, pero llegando a la mitad y un poco más, ya comienzas a entender un poco la lógica que propone la serie. Y en medio de esta completa vorágine de estímulos, se comienza a jugar e introducir el concepto de los mutantes. En algunos momentos de manera más sutil, en otros más directamente.

Todo esto crea un ambiente que te hace sentir tensión y hasta cierto agotamiento mental. El tratar de estar atento a todas las historias que van constituyendo el capítulo cuesta, y cuando lo logras, se te hace necesario mantener el nivel para poder seguir el hilo conductor de lo que se te propone.

Finalmente, me parece que el debut de LEGION fue más que positivo. Con una propuesta completamente distinta, pero que por donde se le mire demuestra calidad, la primera serie televisiva basada en un personaje del universo X-Men tiene todo por delante para ser exitosa. Sólo queda esperar hasta el próximo jueves 16 de febrero, cuando a las 22:00 hrs Canal FX transmita el segundo episodio.

Y ustedes legionarios ¿vieron LEGION? ¿les gustó? ¿les pareció más de lo mismo? ¿se animan a verla? ¡Déjanos tu comentario!

About Camilo 245 Articles
Si no hablo de superhéroes, hablo de teleseries. Power Ranger retirado.

1 Comentario

  1. la vi y la encontré más o menos,creo que con el paso de los capítulos puede que la encuentre mejor pero por el momento ahi nomas la serie.

1 Trackback / Pingback

  1. La serie ambientada en el mundo de los X-Men llevaría por nombre “Gifted” – GENERACIÓN VHS

Deja tu opinión

Tu dirección de email no será revelada.


*